Por Quim Coll
Ilustración de Blanca Garaluce

oceaund-tlspcoverLos rumores eran ciertos: ocho años después de su aclamado disco debut The Age Of The Understatment, The Last Shadow Puppets daban señales de vida. Alex Turner se tomaba unas vacaciones de los escenarios después de una extensa gira con los Arctic Monkeys sólo para contactar con Miles Kane y poner fin a ocho años de espera e incertidumbre anunciando su nuevo disco: Everything You’ve Come To Expect. Todos los medios musicales se hicieron eco de la noticia, la palabra bromance ocupaba todos los titulares, Alex y Miles habían vuelto al ruedo.

A la mayoría de gente se le cayó el mundo al suelo con el primer single, ‘Bad Habits’, pero los ánimos fueron subiendo con los tres siguientes singles. ‘Everything You’ve Come To Expect’, la canción que da nombre al disco, es una balada que queda lejísimos del primer single, tranquila y con carácter ensoñador. ‘Aviation’, uno de los cortes destacados del álbum es de las canciones más parecidas a su magnífico primer álbum, y ‘Miracle Aligner’ es otra de tantas genialidades salidas de las manos de Alex Turner.

Y es que el de Sheffield es el autor de las canciones destacadas del disco. Kane, que recientemente ha perdido algo su credibilidad al verse envuelto en un caso de acoso a una periodista, es prácticamente anecdótico en el álbum. Aparte de la mencionada ‘Aviation’, sus cortes son los que fallan, mientras que los de Turner son más espectaculares, musicalmente preciosistas y líricamente bellos, tal como nos tiene acostumbrados el líder de los Monkeys. ‘Sweet Dreams, TN’, ‘The Dream Synopsis’ o ‘The Bourne Identity’ (la bonus track del disco) son baladas a la altura de lo que se espera de la trayectoria de Turner. Letras como “Visions of the past and possible future/Shoot through my mind and I can’t let go/Inseparable opposing images” o “Let’s just have a buzz because by the time I’m done fucking beating myself up/There’ll be nothing left to love” están al nivel de las letras a las que nos tiene acostumbrados en Arctic Monkeys.

El propio Turner escribió en solitario las tres canciones mencionadas anteriormente, y también ‘Miracle Aligner’, que está apuntada en los créditos del disco como coescrita con Alexandra Savior. El resto de canciones figuran bajo el nombre Turner/Kane. Otra de las sorpresas que nos hemos llevado al indagar en el tracklist del disco es que en la canción que da nombre al disco, en ‘The Element Of Surprise’ y en ‘Used To Be My Girl’, Matt Helders, el fenómeno a la batería de los Arctic Monkeys, es el encargado de hacer los coros. A los arreglos de cuerdas encontramos al polifacético multinstrumentalista Owen Pallet, de Arcade Fire, y a la producción el trabajo es de James Ford, de Simian Mobile Disco, como en el álbum debut.

Así como en el primer disco la balanza estaba equilibrada, en este hemos visto muchísimo más peso de Alex Turner. Él mismo ha admitido en una entrevista para la NME que el grupo es un vehículo para que pruebe cosas nuevas. Desde Oceaund nos preguntamos si realmente el recibimiento del público y la crítica a Everything You’ve Come To Expect no será la chispa que incendie un proyecto que todos tenemos muchas ganas de ver: un disco de Alex Turner en solitario. La brecha Turner/Kane se ha acentuado muchísimo en esta última producción, y quizás no sería tan loco pensar que el de Sheffield quiera probar cosas nuevas antes de su esperado retorno al Olimpo musical con los Arctic Monkeys. Sería, cuanto menos, curioso de ver.