Por Idoia Murias
Ilustración de Blanca Garaluce

h_tmcoverpackLos británicos The Heavy han vuelto tras cuatro años de silencio y lo han hecho de la única manera en la que lo saben hacer, por todo lo alto. El grupo liderado por Kevin Swaby ha lanzado su último trabajo Hurt & The Merciless, un disco con el que no han arriesgado demasiado pero que, sin embargo, gustará y mucho a sus fieles seguidores. Tras el éxito que consiguieron en el año 2012 con The Glorious Dead parece que la banda sigue estando en forma y no ha perdido la práctica en esto de hacer música.

El cuarteto de Bath no ha defraudado con este trabajo y a la vista está que siguen conservando ese estilo rock-soul que tanto gusta y con el que han ido ganando adeptos año tras año, incluso el mismísimo Quentin Tarantino ha utilizado uno de sus singles más conocido, ‘Same Ol’’ para poner banda sonora a su último largometraje, Los odiosos ocho. Con sus sonidos electrizantes han conseguido una vez más transportarnos a la época dorada de los gánsteres de principios del siglo XX en Estados Unidos.

El disco, también disponible en formato vinilo, comienza con la voz rasgada e inconfundible de Swaby en el tema ‘Since You Been Gone’, una canción que no pasa desapercibida en el disco y que serviría perfectamente como tema principal de una película de serie B. El single, está acompañado por un coro gospel que encaja a la perfección y que está muy presente en otros temas del disco. Tras ‘Since You Been Gone’ llega ‘What Happened to Love’, una canción que recuerda bastante al ‘Tick Tick Boom’ de The Hives y con el que a una le entran ganas de empezar a bailar sin control. Sin duda uno de los mejores temas del disco.

‘The Apology’ es otra de las canciones que merece mención especial. Con un ritmo muy pegadizo hace que sea uno de los temas más optimistas y rockeros de este trabajo. Tras esta canción el disco baja de intensidad y empieza a meterse en un sonido mucho más oscuro. La voz rasgada de Swaby empieza a suavizarse y a coger un tono más bajo. Canciones como ‘Not the One’, ‘Miss California’ o ‘A Ghost You Can’t Forget’ no aportan mucho, incluso en ocasiones es baste complicado diferenciarlas.

El disco termina con ‘Goodbye Baby’, una balada que no pega demasiado con las once canciones anteriores y que deja un regusto amargo al oyente que ha pasado de la euforia máxima a un estado de relajación inexplicable. A decir verdad, no es el mejor tema para terminar con este disco, uno de los mejores que de The Heavy ha hecho hasta la fecha.

Los británicos, que empezaron su gira el pasado 24 de abril en el festival californiano de Coachella, actuarán en otros estados del país. Desgraciadamente, no tendremos la oportunidad de verles sobre suelo patrio, ya que en su gira europea sólo actuaran en Reino Unido y países de Europa central como Alemania, Dinamarca, Austria y República Checa.