Por Quim Coll

Podríamos decir que los Power Burkas se definen a ellos mismos en ‘Ja ens entenem’, el segundo (y épico) tema de su nuevo disco, Llarga Vida al Tarannà, publicado el marzo de 2016 a través de Bcore Disc y Famèlic. “Fins que les orelles ens ragin sang/Fins que les esquenes no ens aguantin”Podrían definirlos a ellos, tal y como he dicho, o a cualquier fan del grupo o asistente a algún concierto suyo. Hasta podría ser la esquela de cualquiera de los miembros de la banda.

Marcel Pujols (voz y bajo), Claudi Dosta (guitarra y voces) y Martí Ferrer (batería) son de Vic, capital mundial del ruido. Aleix Marbán (guitarra y voces) es menorquín. Esa explosiva mezcla de sabores y culturas se materializó en 2013 bajo el nombre de Power Burkas, y desde entonces habían publicado tres EPs y una demo (que pueden encontrar en su Bandcamp), y aunque el grupo ya lleve tres años llenando salas de Vic y Barcelona, no ha sido hasta 2016 cuando han publicado Llarga Vida al Tarannà, su primer largo.

En el disco encontramos de todo, desde temas que se acercan al post-hardcore hasta canciones que recuerdan al punk de los años 80, o cortes de garaje puro y duro. Las influencias son muchas: FugaziL’Hereu EscampaThe Sonics… El asunto es que a cada miembro del grupo le fascinan cosas diferentes, y de ahí sale la mezcla de sonido que caracteriza a la banda. El mismo Marcel Pujols comenta que muchas de las cosas que aporta al grupo le vienen del All Star Smash Hits, el disco de grandes éxitos de Smash Mouth (¿aparecerá alguna canción de los Power Burkas en la BSO de alguna película de Shrek? Esperemos que sí).

Eso sí, el disco es más cohesionado y trabajado que cualquiera de sus anteriores EPs, pero eso no ha cambiado el espíritu irreverente y revolucionario que ha caracterizado la banda desde sus inicios. Desde himnos instantáneos como el ya mencionado ‘Ja ens entenem’ o ‘Ferralla’, a canciones protesta (a su manera) como ‘Senat’ o ‘La missió de l’home és ser patró’, no han perdido una pizca de la mala leche y el espíritu provocador que desprendían canciones de sus inicios, como ‘Puny’ o ‘Sánchez Camacho’ (“La Sánchez Camacho/me la follaría”, never forget), mejorando la técnica y la producción, profesionalizando el proceso, que duró prácticamente un año y que fue supervisado y producido por Joan Peiron.

Así, los Power Burkas, junto a otras bandas de la escena musical catalana como L’Hereu EscampaVàliusFurguson, para mencionar algunos, son un grupo perfecto para disfrutar con tus amigos, en un pogo enorme, sudando lo que no has sudado en tu vida. Si queréis, podéis leer la crónica que hicimos de su concierto en la sala Sidecar de Barcelona, junto a L’Hereu Escampa. Larga vida a los Power Burkas.