La neoyorkina comparte el videoclip de su álbum debut ‘Playing House’, estrenado el pasado año

Por Tatiana Moro

In crescendo. Ese sería el modo de definir lo que ha sucedido con Common Holly. Fue a finales del año pasado cuando publicó su álbum debut Playing HouseCommon Holly, seudónimo de la neoyorkina Brigitte Naggar, firmó uno de los trabajos más interesantes del pasado curso -realizando equilibrios entre el pop de cantautora y el rock indie más desgarrador- pero sin la fortuna de destacar entre esas interminables listas de grupos emergentes.

Asentada en Montreal, ahora Naggar comparte videoclip para la canción ‘If After All‘, el corte que abre su debut y que nos transporta a un mundo onírico que asciende aumentando la intensidad paulatinamente ejecutando el dibujo de un paisaje repleto de luz y sonidos armoniosos interrumpidos por unas inesperadas guitarras que convierten en marchita ese espejismo de la realidad. La voz de Common Holly permanece magníficamente intacta, impasible al cambio de ritmo, a lo que sucede a su alrededor.

El videoclip, desarrollado en un espacio floral que juega con la complementación de colores, tiene como protagonista a Naggar y a su madre representando una versión más madura e impasible de la primera. Según la propia Brigitte Naggar pidió a Aaliyeh Afshar y Max Taeuschel, directores de la pieza audiovisual, hacer este video porque “sentía que ellos podrían crear un mundo visual único para mi música”. Y la artista continúa “creo que lo que mejor capturaron fue algo que considero una especie de manifiesto de Common Holly; presentar momentos que a la vez son atractivos y bonitos, pero también un poco inquietantes, sin llegar a finalizar del modo que esperas”.