La primera tríada del mes de mayo destaca por ser una de las más eclécticas de lo que va de año. Entre la delicadeza de los pianos y una batería más fuerte, Benjamin Lazar Davis firma un gran debut con A Love Song Seven Ways. El tema que abre el álbum y da nombre al disco representa todas las bondades del de Brooklyn y se nota que su participación Okkerfield River ha influido en su producción. Con un estilo que bebe del pop pegadizo al estilo Lykke Li y con unos arreglos electrónicos que pueden recordar a Grimes, Tove Styrke comparte su tercer álbum y quizás el más arriesgado de su carrera. Sway es bailable pero también está lleno de matices musicales que encandilará a los fans del pop. En último lugar, Ambre ha compartido su primer EP Mercury Man. Los madrileños mezclan a la perfección elementos de rock progresivo con electrónica dando lugar a temas tan diferentes como ‘Mercury Man’ o ‘Kluster’

Benjamin Lazar Davis – A Love Song Seven Ways

Tove Styrke – Sway

Ambre – Mercury Man