Big Audio Dynamite, la alternativa artística de Mick Jones

Por Antonio M.

La creencia popular indica que tras la ruptura de un buen grupo seguramente saldrán varios nuevos también de cierta calidad. The Clash sin duda son una de las bandas referencia de los años 80 y su separación nos deparó alguna que otra sorpresa. Una de ellas es el inicio de Big Audio Dynamite como el proyecto de Mick Jones y el reconocido DJ británico Don Letts. Este último había sido un colaborador constante en proyectos videográficos y creativos de The Clash en multitud de ocasiones. 

Alguna de las teorías sobre la separación de The Clash apuntan a los intereses musicales claramente diferenciados de Joe Strummer y Mick Jones. Uno pretendía seguir postulando la banda como referente punk apostando por un rock más agresivo y combativo mientras Jones sugería constantemente que la evolución del grupo debería ser hacia la incursión de nuevos sonidos e influencias como el funk y una mayor presencia de la electrónica. El resultado fue la desaparición de The Clash y la aparición primero de Big Audio Dynamite (también conocida como BAD) con Jones al frente y posteriormente de The Mescaleros liderados por Strummer.

El primer disco de BAD ya evidenciaba los motivos de la desaparición de The Clash: la presencia de ritmos bailables y por supuesto electrónica. Resaltan en toda la producción del primer disco las bases rítmicas con sample, cajas de ritmo que se acercan a algunos de los temas del Sandinista! -el triple disco de The Clash- que tanto sorprendieron por su acercamiento a sonidos bailables.

El primer disco This Is Big Audio Dynamite, editado en 1985, produjo una agria sensación a los seguidores de The Clash más heterodoxos mientras eran aplaudidos como una incipiente sorpresa a los oídos más snob y sibaritas del momento. La sorpresa vendría en el segundo disco, Strummer se acerca a Jones y ambos componen la mayoría de las canciones. Para muchos sería la vuelta de The Clash, la evolución de su música en el que pareciese que las teorías de Jones prevalecieran ante las rockeras del resto de la banda. El disco tuvo cierta repercusión, pero no llegó al éxito que se podía prever al reunir a los dos ex Clash. Para el tercer disco, Tighten Up, Vol. 88, ya no se contarían con Strummer y el dúo Letts-Jones se encargaría de la mayoría de las composiciones. Consiguieron presentar un sonido más urbano, incluyendo acercamientos al dub pero no atrajeron al público.

Le siguieron una serie de discos en su mayoría fallidos. Podemos pensar que posiblemente es complejo y difícil hacer olvidar a una de las mejores bandas de la reciente historia musical con acercamientos a sonidos convencionales tildados de cierta arrogancia snob. La apuesta de Jones se cerraba seis años después del esperado inicio y comenzaba una nueva andadura en Carbon/Silicon junto a Tony James quien fuera miembro de Generation X y Sigue Sigue Sputnik.