Por Sandra Blaya y Tatiana Moro

Y ya van catorce ediciones. Se ven lejanos esos carteles protagonizados por Rammstein, Metallica o The Black Crowes; y es que si de algo puede presumir el Bilbao BBK Live es de haber sabido renovar su oferta musical -y también de Kobetamendi, un entorno único-. Con The Strokes, Liam Gallagher y Rosalía como principal reclamo, las bandas más modestas completan la experiencia festivalera con propuestas que hacen que merezca la pena subir al monte temprano. 

A decir verdad, es bastante complicado definir el sonido de Alien Tango. Con 2 EPs y mil festivales a las espaldas, estos últimos meses nos han estado soltando caramelicos en forma de temas imprevisibles. El último, “Amazing Stories” lo estrenaron ayer y suena como si Ariel Pink y los Beatles hubiesen tenido un hijo murciano (y un poco marciano). Este último año han estado concentrando su actividad musical en Londres, pero este verano vuelven a España de gira festivalera. Estos chavales no dejan a nadie indiferente. La tralla de Murcia, al fin del mundo.

El modesto escenario Firestone siempre guarda sorpresas en Bilbao BBK Live y una de ellas son Boy Azooga, un cuarteto británico que debutaron en 2018 con su LP 1, 2 Kung Fu!. Son tan capaces de crear un himno del indie rock lleno de distorsión como ‘Loner Boogie’ como de ponerse en modo disco con ‘Face Behind Her Cigarette’, lo bueno es que ambas facetas cumplen con creces.

Desde Sevilla, llegan huyendo del calor los Derby Motoreta’s Burrito Kachimba. Este año vienen girando por casi todos los festivales de la geografía española presentando su disco homónimo, que editan conjuntamente el Segell y Universal. Hacen rock viejuno y setentero, de nietos de Led Zeppelin que bien nos recuerdan a los Triana o que podrían ser una especie de King Gizzard españoles. En Kobetamendi nos darán una buena dosis de su “kinkidelia”.

Megan Markwick y Lily Somerville cultivan una amistad que nació en la universidad de Falmouth y que evolucionó cuando comenzaron a componer juntas a raíz de tocar en las mismas bandas. A partir de ‘Sorry’, la primera canción de las londinenses, Shura se interesó en su sonido, ese pop electrónico caracterizado por una aleación de delicadas voces que en ocasiones tornan en una oscuridad aplacible, y les produjo su primer EP ‘Gut Me Like an Animal’ en 2017. En ocho días IDER publicaran su álbum debut, ‘Emotional Education’. 

Pocos artistas tienen el poder de atracción que tiene Jonathan Bree. El neozelandés ha dado el paso definitivo en su carrera en solitario con su reciente trabajo Sleepwalking, álbum de indie pop con toques de art pop cuyas composiciones de producción milimétrica son todo un viaje protagonizado por guitarras y ritmos suaves. Además hay que recordad su cuidada puesta en escena con todos los miembros de blanco impoluto.

Sobra decir que para los amantes del undergound argentino y fieles seguidores de las bandas y del sonido Laptra, poder a ver a Las Ligas Menores sin tener que cruzar el charco es un verdadero privilegio. Siguen girando con su “Fuego Artificial” (Laptra, 2018) y este verano vuelven a España para terminar de enamorar a los que no tuvieron la suerte de verlas en diciembre. Este sábado el escenario Firestone del BBK, abrirá con todo un espectáculo de pirotecnia argentina.

El espacio vasco de esta edición lo abanderan  Lester y Eliza, la banda afincada en Bilbao está inmersa en la composición de nuevas canciones que formarán parte del que será su primer trabajo discográfico para dar continuidad a su EP debut homónimo. En su último anticipo ‘Mirror’ se vislumbra un cambio, la banda ha tornado de atmósferas de sonidos dulces con bajos potentes y baterías elegantes a un espacio más oscuro y profundo. 

Poco a poco el festival bilbaíno se está abriendo a sonidos más urbanos como el rap. Aunque quede mucho trabajo por delante, esta edición cumple con las actuaciones de BROCKHAMPTON y Nadia Rose. La británica además de rap también se apoya en el grime para crear unos temas con ritmos y letras agresivas y muy intensas. Su repertorio mezclará temas de su trabajo Highly Flammable y nuevos temas como ‘Airplane Mode’. 

Los inglesas Shame regresan a nuestro país para seguir presentando su álbum debut Songs of Praise. El quinteto ofrece una combinación de violencia a lo Slaves -que también estarán en el festival, por cierto-, indie melódico a lo Palma Violets y el toque oscuro y post-punk parecido al de Preoccupations, firman así un sonido único y característico. Los británicos ofrecerán, a razón de la velocidad de su trabajo, un concierto de rabia y acelerón.

Si Nick Cave & the Bad Sees tuviesen un alter ego desaliñado esos serían sin duda Viagra Boys. La multitudinaria banda de Estocolmo está en boca de todos gracias a su sobresaliente trabajo Street Worms donde dan rienda suelta a un post-punk desordenado y satírico. Todo esto con un Sebastian Murphy, cantante de la formación, haciendo de maestro de ceremonias de este punk bailable.