El trabajo que Meghan Remy ha ido desarrollando con su proyecto U.S. Girls a través de sus distintos álbumes, ya dio un pequeño giro en Gem (2012) y un gran salto en su penúltimo largo Half Free (2015), disco que le otorgó muy buenas críticas y más fans en el bolsillo.

En In a Poem Unlimited su forma de grabar también ha cambiado y sin duda, se nota en su sonido. Remy ha pasado progresivamente de hacer todo por su cuenta y mostrar una gran insolación en su música a abrirse a nuevos caminos que desenmascaran más actitudes.

Cuenta con una banda detrás, un cambio muy positivo y que sin duda realza todo lo que quiere mostrar en este disco. Una estadounidense viviendo en Canadá, aterrorizada por toda la situación en EEUU y las distintas relaciones que la política y la sociedad con la mujer. Un disco rotundo y de lo mejor del año.

Por Helena Malvido