Gia Ford debuta con POSTER BOY, un EP de siete cortes que incluye tres interludios y cuatro canciones de cariz pop con pinceladas R&B y reminiscencias ochenteras. Publicado a través de Dirty Hit, Ford comparte sello con artistas de la talla de Wolf Alice o The 1975 y emergentes como asiduos en Oceaund Beabadoobee o King Nun.

POSTER BOY es un trabajo que condensa 22 años de influencias, es para Ford un fragmento de audio de su mundo, “todas las canciones son yo pintando una escena de mí misma reflexionando sobre algo”, apunta. En ‘GIRL’, un tema pop de melodías etéreas y ritmos firmes, la británica afianza su aterciopelada y exquisita voz en una canción de amor. No hay espacio de descanso entre esta y ‘TURBO DREAMS’, tampoco lo hay en el intento de Gia Ford de encontrar amistad tras una ruptura. La cantante retrata sobre una base R&B los esfuerzos en conseguir una relación sana de la que quizás no salga airosa.

Concluye este EP ‘GOD, CAMERAS, EVERYONE’, un tema con título sacado de una frase del programa de televisión estadounidense Dr. Phil, una especie de psicólogo y “consejero de vida” que expone miserias ajenas; un título tan sonoramente aplacible que repite como un mantra en el estribillo. La voz de Gia Ford cobra vida con otro rango de matices para exponer el impacto de la tecnología y la adicción a los móviles en nuestras vidas.

Por Tatiana Moro