El festival afincado en la capital vasca es único en su especie, y cada año que pasa esta afirmación es más rotunda. Su lineup es un conjunto perfecto de grupos de rock añejos con algunos artistas más actuales y nunca falla una potente representación local e internacional. Esta decimoséptima estará protagonizada por Van Morrison y el regreso de Joan Jett a tierras nacionales. Aunque esas son dos actuaciones imprescindibles, la verdadera esencia del festival se encuentra en las letras pequeña y por eso recomendamos a estas cinco bandas.
 
El stoner siempre ha sido una seña de identidad y un género que se ha prodigado mucho en el Azkena Rock Festival. Este año no podía faltar un representante, Nebula serán los encargados de poner los ritmos contundentes y las guitarras desérticas. Eddie Glass -guitarrista y líder de la formación-, ha reformado la banda para salir de gira tras un impasse de siete años. El set estará repleto de temas clásicos pero también de material nuevo.
El power trio de Lecumberri se acerca al Azkena con su nuevo disco Infrasoinuak bajo el brazo. Muchos se preguntan por qué todavía no habían subido a la platea de Mendizabala y es que son el principal representante de estilo azkenero del potente en el País Vasco. Sin duda uno de las mejores maneras para iniciarse el sábado en el recinto festivalero poniendo el toque local en el cartel.
Al Rock and Roll todavía le quedan muchos años, y si repites en el Azkena con un nombre más grande que la vez anterior es señal de que tienes el futuro del género en tus manos. Es el caso de Rival Sons. Desde Los Ángeles, formación clásica de guitarra, bajo, batería y vozarrón para ofrecer un aire fresco a los más nostálgicos de la materia. Más de uno se acordará de Plant, Page, Bonham y Jones cuando salgan al escenario, pero seguro que sabrá de sobra el nombre de estos muchachos al final del concierto.
Los años en la carretera son buenos consejeros para saber que podemos presenciar un buen bolo. Desde los 80 llevan The Dream Syndicate ofreciendo su estilo de rock alternativo con notas de psicodelia. En ningún caso los nombres pequeños del Azkena llevan bandas pequeñas, y esta es un claro ejemplo de ello. El año pasado publicaron How Did I Find Myself Here? y no faltaran temas de este álbum además de sus grandes clásicos.
El garaje, la oscuridad, el humo, el calor y el ruido, todo ello está unido en la zona Trashville del festival, y los suizos WolfWolf pueden acompañarlo con la banda sonora perfecta. El blanco y negro de sus videoclips junto a sus riffs de guitarra grave y batería marcada son los antecedentes oportunos para que no queramos perdernos su actuación en el festival. La alternativa perfecta para los rockeros y rockeras que buscan un buen concierto íntimo y de un artista que no se prodiga mucho por aquí.