2021 acaba como un año no solo fructífero en cuanto a sonidos y propuestas interesantes sino en la capacidad de artistas emergentes de conquistar la cima de las listas de mejores discos del año.  En esta entrega, destacamos los álbumes que se publicaron los primeros meses del año, de enero a junio, tanto en nuestro país como fuera de él. En esta primera parte de la lista seleccionamos los mejores 25 discos de 2021.

Puedes escuchar la playlist de esta lista en Spotify y si haces click en la imagen de cada artista accedes al álbum en Spotify.

Por Manuel Precioso

Uno de los momentos más especiales de esta primera mitad del 2021 nos lo regaló el Parques Nacionales Españoles del murciano Alejandro Martínez con su proyecto Alexanderplatz. En su segundo álbum en solitario, el ex Klaus&Kinski da forma a un trabajo que sabe continuar donde lo dejó su debut Muera Usted Mañana y dar vida a la multitud de posibilidades que posiblemente rondaban su cabeza. Peripecias sonoras y detalles que se van puliendo y mejoran con cada escucha. Todo ello, encuentra el broche perfecto en la emotiva ‘Paseo por el Río’, en la que Martínez cierra el álbum, pero deja claro que, si por él fuera (y por nosotros), podría seguir explorando ideas, sonidos y paisajes un rato más.


Por Tatiana Moro | Fotografía de Alex Kurunis

Como si se tratase de una reunión entre amigas que acaba por convertirse en terapia en conjunto, Arlo Parks centra su álbum debut Collapsed In Sunbeams en un espacio en el que hablar acerca de dos temas vertebrales de su generación: la salud mental y la causa LGTB+. Criada en Londres, con lazos nigerianos, canadienses y franceses, Parks se deshace en su poesía para componer letras íntimas, preciosistas, vulnerables y observadoras (basadas, de hecho, en sus escritos de adolescencia). En este álbum se aleja del bedroom lo-fi con el que se presentó en formato EP para abrazar fórmulas del R&B, neo soul y spoken word. Destacan las confesionales ‘Hurt’, ‘Hope’, ‘Eugene’ y ‘Green Eyes’, esta última acompañada de Clairo.

Por Manuel Precioso

Otra de las joyas que nos dejó este año fue el segundo trabajo de Cabiria. Mezclado por ella misma y Sergio Pérez, y con los sintetizadores como evidentes protagonistas, Ciudad de las dos lunas encapsula de forma sensacional la particular visión del pop que caracteriza a Cabiria. Con melodías pegadizas al más puro estilo italo disco, mucha nostalgia y el sentido del humor al que la catalana nos venía acostumbrando, en este trabajo también caben alusiones a Twin Peaks, TikTok o lentejas pasadas. A destacar los temas ‘Después de Medianoche’, ‘Si Pudieran Hablar’ o ‘El Desencanto’.

Por Manuel Precioso | Fotografía de Oscar O’shea

Otro de los álbumes debut que destacaron en esta primera mitad del año es el debut de los australianos CLAMM. En este Beseech Me, los de Melbourne se atreven a todo con su apuesta por el post-punk con notas garage, con un sonido donde caben influencias como IDLES, Thee Oh Sees o sus compatriotas Amyl and the Sniffers. Tratando temas como la salud mental o la opresión a través de un estilo certero y personal, CLAMM hacen de la angustia y la desilusión de sus temas virtud. Todo esto cabe en este Beseech Me, de apenas treinta minutos de duración, en el que destacan cortes como ‘Liar’, ‘Confused’, ‘Sucker Punch’ y sobre todo ‘Keystone Pols’.

Por Alfonso Alfaro

Bajo el sello de Phoebe Bridgers, Claud se ha convertido en una de las artistas emergentes del año gracias a su debut Super Monster. Huyendo de la etiqueta de bedroom pop, tiene una propuesta que abraza el indie-rock desde un punto de vista más intimista. Se nota que este debut está producido al milímetro con melodías de guitarra bucólicas y ritmos que invitan a disfrutar de cada acorde. Dentro de los diez temas que recoge el álbum, es imprescindible escuchar ‘Gold’, ‘Soft Spot’ o el single ‘Cuff Your Jeans’. Sin duda una de las primeras sorpresas del año y con mucho recorrido para que su sonido evolucione.

Por Alfonso Alfaro

Dharmacide se han convertido en una de las sorpresas nacionales del año gracias su debut Cult Band Member. La banda de Madrid firma diez temas dentro de su trabajo donde el post-punk y el shoegaze se encuentran con éxito. Cada uno de los cortes que contiene es una ola sonora de riffs rabiosos y ponentes que consiguen darle mucho cuerpo. Durante todo su trabajo se mantiene ese halo oscuro pero ‘Depressed’, su single más exitoso y reproducido, representa con las guitarras puntiagudas y su ambiente hipnótico a la perfección su propuesta con influencias de The Jesus and Mary Chain o Spiritualized.

Por Alfonso Alfaro

¿Rap? ¿Electrónica? ¿Hyperpop? Es muy difícil -por no decir imposible- encasillar a dltzk en un solo género. El precoz productor nos dejó a principios de enero Teen Week, un álbum de ocho temas que no dejará indiferente a nadie. El norteamericano es todo un homenaje a la escena musical emergente y con una visión vanguardista que nada tiene que ver con la electrónica añeja. La sensación de estar dentro de un videojuego y sentir los ritmos dentro de cada canción es palpable en cada arreglo. La propuesta de dltzk no es para todo pero sí necesaria para la escena musical actual.

Por Tatiana Moro | Fotografía de Melanie Hyams

Los dos primeros minutos de The world within our bedrooms, hasta que la voz de Sarah Downie rompe acompañada de un claro viraje hacia shoegaze, son presagio de lo que el debut de los británicos Drug Store Romeos trae consigo. Desde las paredes de sus habitaciones de adolescentes donde empezaron a componer, el trío de Fleet dispone una amalgama de géneros que se suceden como afluentes de un río que los homogeniza y cohesiona en las 15 canciones del trabajo. Desde pop psicodélico pasando por dream pop o stoner rock hasta jugueteos con la electrónica. Para escuchar una y otra vez ‘Secret Plan’, ‘Elevator’ o What’s On Your Mind’.

Por Alfonso Alfaro

Erika de Casier no podría faltar en esta lista de lo mejor de 2021 tras haber lanzado un álbum como Sensational. Afincada en Dinamarca, la artista pop regresa tres años después de su gran debut Essentials con un trabajo que entiende el pop de una forma diferente y que tiene su toque R&B. Se nota la delicadeza y dulzura que la artista ha querido impregnar en cada tema cantando de forma suave y melodías modernas a la vez cálidas. De entre los trece cortes que contiene destacan ‘No Butterflies, No Nothing’, ‘Someone to Chill With’ o ‘Drama’, principal single de este sobresaliente álbum.

Por Manuel Precioso | Fotografía de Faolán Carey

David Balfe se ha convertido en otra de las sensaciones de este 2021. Con su proyecto For Those I Love, el de Dublín ha logrado que un álbum de música sea algo más, toda una carta de amor a la amistad y a su familia. En For Those I Love, Balfe comparte su duelo, recordando a su mejor amigo y compañero musical Paul Curran. Mezclando momentos de electrónica y sintetizadores con unas letras cargadas de oscuridad, pero también de esperanza, Balfe logra congelar el tiempo y dar lugar a momentos que son toda una catarsis. Sin duda uno de los proyectos más especiales y únicos de este 2021.

Por Manuel Precioso

Otras de las sensaciones nacionales de este 2021 ha sido Grande Amore. En su álbum debut de título homónimo, el proyecto personal de Nuno Pico nos propone un viaje a través de melodías pop-rock y ritmos propios de la electrónica y el techno. Todo un arrebato de energía juvenil sin complejos y letras en galego, Grande Amore sabe contagiar de manera descarada su identidad y su forma de ver la realidad. Todo ello, hace de su debut uno de los trabajos más frescos y dinámicos del momento, tan oscuro como romántico.

Por Alfonso Alfaro

El indie-pop tiene algo especial y últimamente desde Canadá tenemos muchas propuestas cada año de este género. Entre todos los artistas emergentes destaca la aparición de Jane Inc., una cantautora de Toronto cuya principal característica es la capacidad de crear melodías pegadizas para cada uno de sus ochos singles. Seguramente este Number One sea el álbum de toda la lista donde el bajo es el instrumento más importante de las composiciones -como ‘Gem’ o ‘Steel’- por sus líneas imposibles además de darle un toque ambient con los sintetizadores. Todo un viaje musical en una propuesta novedosa, fresca y muy bailable. Jane Inc. es toda una imprescindible de este 2021.

Por Tatiana Moro

Ahora le tocaba al júbilo. Michelle Zauner, artísticamente conocida como Japanese Breakfast, ha pasado los últimos años y sus primeros álbumes girando en torno al dolor, el de antes, durante y después del cáncer de páncreas que se llevó a su madre. Y aunque la ambivalencia entre la tristeza y la alegría prevalece en el álbum hay un tinte optimista que lo inunda todo. En Jubilee, Zauner se distancia del shoegaze que abarcó en sus dos primeros trabajos, en este la riqueza es más amplia, auspiciando detallistas arreglos de cuerdas y trompetas esparcidos cuidadosamente por todo el disco. La estadounidense firma un álbum ambicioso, con elementos dance-pop y por supuesto indie rock, expuesto como el trayecto desafiante en la persecución de la felicidad.

Por Alfonso Alfaro | Fotografía de Jackie Lee Young

Guitarras hipnóticas y letras de la vida cotidiana, esos son los dos pilares de la música de Katy Kirby. La cantautora de Nashville ha debutado este año con Cool Dry Place, un trabajo de nueve temas que demuestran esa cotidianidad que comentábamos. La artista es capaz de transmitir esa suavidad y calidez a través de sus guitarras, sin embargo, también encuentra momentos para darle más velocidad a las composiciones como en el single ‘Cool Dry Place’ al más puro estilo Big Thief. Cada corte del disco tiene su forma diferente de conectar con el oyente pero todos hacen sentir bien y una zona de confort musical.

Por Alfonso Alfaro | Fotografía de Brittany Young

El AOR americano suele ser un género bastante vilipendiado por la gente “entendida”. Sin embargo, es posible no engancharse a lo nuevo de KennyHoopla. El norteamericano se ha unido con el incombustible Travis Barker, batería de Blink-182, para grabar SURVIVORS GUILT: THE MIXTAPE. Este álbum encantará a todos los que eran jóvenes a principios de siglo con rock azucarado a la vez que coherente y que engancha. Porque uno percibe esa batería punk como si ya la conociese y, aunque recuerde con nostalgia a American Pie, es imposible no darle un sobresaliente. En total ocho temas que harán las delicias de los rockeros de ayer y hoy.

Por Manuel Precioso

Publicado a finales de febrero, el de Kinlaw es otro de los debuts que nos han acompañado durante el resto del año. En The Tippinng Scale, la artista, compositora y coreógrafa Sarah Kinlaw funde todas sus virtudes, dando lugar a un álbum que explora sentimientos como el arrepentimiento o la obsesión y conecta cuerpo y mente. Con un sonido entre el synthpop y la electrónica que ella misma describe como ‘avant-goth-pop’, Kinlaw sabe llevar la fuerza de su voz a sus últimas consecuencias. Todo ello, en un álbum donde ‘The Mechanic’, ‘Oleander’, ‘Haircut’ y ‘Potential Control Freak’ son imprescindibles para entender y disfrutar este The Tipping Scale.

Por Manuel Precioso

Volvemos de nuevo al norte de Dublín para destacar Town’s Dead, el álbum que Kojaque publicó en junio con la ayuda de su socio Kean Kavanagh y de la mano de su propia discográfica Soft Boy Records. Con su particular visión y sentido del humor, en este álbum Kojaque nos transporta a una Nochevieja en el centro de Dublín. Aunque tratando también otros temas, como el infierno inmobiliario en que se ha convertido la capital irlandesa para los jóvenes y las clases trabajadoras. Pero si por algo destaca este Town’s Dead es por su capacidad para mezclar un hip-hop experimental y hardcore con sonidos del jazz, soul y el funk. Todo, con el tono ácido, descarado y a la vez sentimental que caracteriza al irlandés.

Por Alfonso Alfaro

Año tras año la ciudad de Brooklyn se asienta como una de las ciudades con más bandas por metro cuadrado. Aunque ya hay artistas de mucho renombre, los más emergentes también despuntan, tal y como lo han hecho Leafing. Los norteamericanos se han estrenado este 2021 con su álbum homónimo, todo un viaje indie rock repleto melodías sorprendentes y redondas. Su estilo recuerda a grandes clásicos menos conocidos como Built to Spill o Karate por sus cortes largos, intensos y bien construidos.

Por Alfonso Alfaro | Fotografía de Mark Yareham

Tras dos años goteando temas, Lisasinson se estrenan con esperadísimo álbum Perdona Mamá. La banda formada por Míriam, María, Paula y Mar son todo un golpe de aire fresco a la escena musical nacional. Las valencianas apuestan por un pop veraniego y rápido que animan a bailar con cada golpe de batería o riff de guitarra. Poseen un desparpajo impropio de una banda que debuta con espíritu muy punk y eso se nota en las letras de las canciones. Singles como ‘Atasco’ o ‘Barakaldo’ son algunos que más destacan dentro de este cóctel guitarrero pop que prometen ser parte de nuestras playslists este 2022.

Por Tatiana Moro | Fotografía de Samuel Engelking

Una única idea atraviesa When Smoke Rises, el debut de Mustafa. El tributo, la visibilización y el duelo por la pérdida de jóvenes a causa de la violencia y el crimen en Regent Park, su barrio en Toronto. En ‘Stay Alive’, el corte que abre el álbum, se palpa la delicadeza de Mustafa para componer, en parte por su faceta como poeta. Acompañado de exquisitez de James Blake en ‘Stay Alive’ y ‘Come Back’, de la magnética electrónica de Jamie xx en la producción de ‘The Harse’ o de la fragilidad de Sampha en ‘Capo’, Mustafa ha sabido canalizar la pérdida y la esperanza con metáforas e inevitable crudeza.

Por Alfonso Alfaro

Estos últimos años Canadá ha tenido un aumento considerable de artistas de todo tipo de géneros musicales, aunque hoy es el turno de hablar de PACKS. El proyecto musical liderado por Madeline Links ha publicado su álbum debut Take the Cake, tres años después de su primera compilación de temas ouch+ b-sides. La cantautora rebosa intensidad en cada corte gracias a esas melodías indie noventeras que recuerdan mucho a los recién juntados Pavement. ‘Two Hands’, ‘New TV’ o ‘Silvertongue’ hacen gala de esa energía con cada rasgueo de guitarra y apoyado en la suave voz bucólica de Links.

Por Alfonso Alfaro | Fotografía de Saru Hagher

El rap es un género que está viviendo una tremenda explosión ya que los últimos años muchos artistas norteamericanos han conseguido que sus temas se escuchen lejos de sus fronteras. Eso también lleva a la aparición de nuevas propuestas como Paris Texas, un dúo de Los Ángeles que se han convertido en la sensación dentro del género gracias a su álbum debut BOY ANONYMOUS. Se trata de un trabajo lleno de temas que homenajean al rap clásico pero que también lo reinterpreta con melodías arriesgadas y contemporáneas. Cortes como ‘HEAVY METAL’, que se embarca en un sonido más hardcore, o ‘AREA CODE’, más funky y bailable, son un buen ejemplo de lo que vamos a encontrar.

Por Alfonso Alfaro

Una de las sorpresas del año ha sido la repentina irrupción de Sad Night Dynamite. El dúo de Glastonbury ha debutado con su primer trabajo homónimo y deberían ser un fijo en cualquier lista que recoja lo mejor de este 2021. Archie Blagden y Josh Greacen firman nueve temas en su álbum y es todo un cóctel de géneros como indie, rock, hip-hop, electrónica, britpop… Temas como ‘Smoke Hole’, ‘Killshot’, ‘Krunk’ o ‘Icy Violence’ son un tour magistral de géneros musicales y que recuerda a los cortes de Gorillaz o FKA Twigs. Este año que viene será para asentarse y también defender su álbum por escenarios de todo el mundo.

Por Alfonso Alfaro | Fotografía de Holly-Whitaker

Dos años después de su EP debut Town Centre, y que ya les incluimos en los mejores EPs de 2019, los británicos Squid publican su primer álbum Bright Green Field y no pueden no estar dentro de esta lista. La banda sigue apostando por ese post-punk tan afilado de guitarras con líneas de bajo inesperadas al más puro estilo jazz. Este trabajo recoge once temas donde se nota que no se han dejado en el tintero ya que la mayoría de ellos de sobrepasan los cuatro minutos. Concretamente ‘Narrator’, su single más exitoso y el que más represente su nuevo trabajo, es toda una explosión musical de punteos, gritos y ritmos rápidos.

Por Tatiana Moro | Fotografía de Michael Carter

Los primeros minutos con agudos riff de guitarra, ácidas letras, y el colosal estribillo de ‘i refuse to die’ sintetizan lo que Sydney Sprague ha plasmado en su debut maybe i will se you at the end of the world. La de Phoenix condensa en algo más de media hora vulnerabilidad, angustia y nostalgia entre ráfagas agudas de guitarras y armonías hipnóticas como en ‘object permanence’ o ‘steve’. Elabora un pop rock conmovedor, con reminiscencias a los 2000, que también deja paso a momentos reflexivos y melancólicos como en ‘quitter’ o ‘wrongo’. En el disco Sprague muestra una apertura creativa y mayor profundidad en sus letras sobre relaciones deterioradas, la deambulación por la salud mental y los terremotos emocionales de la adultez.